Financiación de Vehículos

El Intercambio

Quieres usar tu auto usado como parte del pago inicial de uno nuevo pero no estás seguro de cuál es la mejor opción: intercambiar en el concesionario o venderlo por tu cuenta de forma privada.

Primero, ¿el vehículo a intercambiar es tuyo o lo arriendas? Si eres propietario, sigue leyendo. Si arriendas, contacta al prestamista para averiguar las opciones para finalizar el arrendamiento.

Bien, así que eres propietario. La forma más rápida y fácil de calcular el valor de tu intercambio es investigar en línea. Hay varios sitios web que pueden ser útiles, dos de los más comunes son KBB y NADA. Ambos sitios piden información básica sobre el vehículo como modelo, millaje, condición, nivel de molduras y lugar donde se estaciona. Luego de ingresar algunos detalles obtendrás un cálculo del valor justo del mercado y valor de intercambio*.

  • Valor Justo de Mercado: este es el monto que razonablemente esperarías recibir si lo vendes de forma privada
  • Valor de Intercambio: este es un cálculo de lo que un concesionario ofrecerá para comprar el vehículo; los valores de intercambio generalmente son más bajos que los de venta privada

Independientemente de si vendes o intercambias, limpia el auto completamente de antemano o haz que profesionales le hagan los detalles. Un poquito de esfuerzo puede hacer más atractivo tu auto para los concesionarios y compradores, y tener un impacto positivo en el valor.
 

¿Aún adeudas dinero del auto usado? De ser así, deberás calcular el monto de pago actual y hasta la fecha. Si financiaste a través de Ford Credit, esto es tan fácil como visitar Administrador de Cuenta. De lo contrario, el próximo paso será llamar a tu prestamista. Compara el valor calculado del pago del saldo para determinar tu diferencia.
 

  • Diferencia Positiva: el valor justo de mercado o de intercambio es mayor que el pago del saldo
  • Diferencia Negativa: el valor justo de mercado o de intercambio es menor que el pago del saldo

Vender el auto tú mismo puede ser la vía para ganarle más dinero, pero requerirá más tiempo y esfuerzo. Deberás publicarlo, coordinar pruebas de manejo, negociar un precio, confirmar el pago del comprador y asistir con la transferencia o el título.
 

Intercambiar es más fácil y conveniente porque, en una visita, el concesionario puede ocuparse del papeleo del auto usado y del nuevo. Un concesionario también puede brindar opciones de financiación en caso de que tengas una diferencia negativa. Solo recuerda, si adeudas dinero en la comercialización, obtener un nuevo auto debe incluir el pago del saldo del auto usado.
 

Vender o intercambiar es una decisión de lo que tiene más sentido.
 

*La terminología puede variar según el sitio. Por ejemplo, Valor Justo de Mercado se refiere a la Parte Privada de KBB y Valor Minorista de NADA.


Videos Relacionados

¿Comprar o arrendar?

¿Puedo Solventar un Auto?

Costos de Propiedad del Auto

Más Educación de Crédito

¿Preguntas Acerca de Ford Credit?