Consejos para Más Días Buenos

Pequeños Detalles Hacen una Gran Diferencia

20 formas simples en las que puedes brindarle más días buenos a alguien que padece cáncer de mama.

¿Conoces a alguna paciente o sobreviviente de cáncer de mama pero no sabes bien qué puedes hacer por ella? No solo te sucede a ti. El 72% de los estadounidenses no están seguros de cómo apoyar a una paciente durante su tratamiento*. Buenas noticias: Warriors in Pink de Ford te ofrece muchas formas simples de brindarles un buen día a quienes están en la lucha, directamente desde la fuente. Encuestamos a cientos de pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama y esto es lo que descubrimos: Las pequeñas cosas marcan la diferencia a la hora de tener un buen día. Cualquier acción simple, no solicitada o inesperada es tanto bienvenida como valorada. Estas son algunas de las sugerencias principales:

  • 1. Llévale una manta. ¡Los artículos suaves y cómodos son imprescindibles!
  • 2. ¡Comienza por caminar! Ofrece sacar a pasear al perro.
  • 3. Envía un mensaje de texto para avisar que estás en la tienda. "¿Qué necesitas?".
  • 4. ¡Goza la belleza! Llévale brillo de labios, esmalte de uñas o un bolso de maquillaje.
  • 5. Planifica un almuerzo: el día anterior o el mismo día del tratamiento.
  • 6. Envíale un ramo de flores. Las flores le dan un toque de brillo al día.
  • 7. Déjale una comida precocinada CONGELADA para consumir en cualquier momento.
  • 8. ¡Cojines! Al momento de la recuperación, cuanto más cómoda, mejor.
  • 9. Prepara un paquete o una bolsa de regalos con artículos que reconfortan.
  • 10. Haz un mandado. Tintorería, correo, lo que sea.
  • 11. Aporta algo de brillo. Joyas, bolsos o un anotador con brillos.
  • 12. Lleva los niños al parque. ¡Beneficios para toda la familia!
  • 13. Envíale revistas. Los chismes sobre celebridades son una distracción bien recibida.
  • 14. Dale una tarjeta de regalo. Con poco se puede ayudar mucho.
  • 15. Agasaja a la pareja de la paciente. También está pasando por esto.
  • 16. Envíale un recordatorio alegre. Envía una foto divertida por correo o mensaje de texto.
  • 17. ¡Llévale una bolsa de comestibles! Llévale lo que creas que necesite.
  • 18. Programa un día de limpieza. Doblar una carga de ropa es una enorme ayuda.
  • 19. Regálale un par…de pantuflas o medias brillantes y calentitas.
  • 20. Ofrécete para conducir, ¡a cualquier lugar! Acompáñala a una cita o a mirar una película.

Sin importar cómo decidas ayudar, lo más importante es actuar. Con el 83% de las pacientes de cáncer de mama que afirman que llevar adelante la vida diaria constituye una preocupación importante**, lo mejor que podemos hacer es ponernos en acción para ayudar. Mira nuestro video Formas Simples de Regalar Más Días Buenos para tener más ideas. O visita fordcares.com para recibir consejos, herramientas y recursos sobre cómo regalar más días buenos. *La encuesta de Concientización sobre el Cáncer de Mama de Warriors in Pink de Ford se llevó a cabo en línea usando los servicios de TNS, en representación de Ford Motor Company, del 18 al 22 de Marzo de 2016. Los 2,500 encuestados fueron una muestra representativa a nivel nacional de adultos estadounidenses mayores de 18 años de edad con un margen de error del ±2.0%. ** La encuesta Más Días Buenos de Warriors in Pink de Ford se realizó en línea usando los servicios de TNS, en representación de Ford Motor Company, del 17 de Febrero al 1 de Marzo de 2016. Las 551 encuestadas fueron mujeres adultas estadounidenses (de 18 años y más) que en el momento eran pacientes o sobrevivientes de cáncer de mama. Se hizo todo lo posible por lograr un grupo heterogéneo de edades, etnias, regiones, ingresos y niveles de educación; la muestra incluye a personas de 40 años y más. El margen de error fue del ±4.2%.

Excelentes Formas de Crear Días Buenos: Nuestros 5 Mejores.

Nuestros Modelos de Valentía son los primeros en contarte: hay días buenos. Y realmente cuentan, especialmente cuando se trata de superar aquellos que justamente… no lo son. También hay formas de generar días buenos. Pasos sencillos para una persona que tiene o ha tenido cáncer de mama. Ideas bien pensadas que puedes implementar para brindar apoyo. Detallamos ideas de nuestros Modelos de Valentía para ayudarte a encontrar formas de crear más días buenos.

  • 1. Ríete como tonto.
    El humor hace milagros. Envía tarjetas graciosas. Pide o cuenta bromas. Encuentra o regala el tipo de lectura que te haga reír. Mira comedias. O llama a alguien que siempre te haga morir de risa.
  • 2. Haz que los tratamientos se conviertan en algo más.
    Planifica tratamientos de quimioterapia temáticos con sombreros, golosinas y payasadas. Haz un picnic. O distribuye caramelos en el área.
  • 3. Organiza un Meal Train.
    Comienza uno o tú mismo o crea uno para un paciente. No tengas miedo de preguntar. O solo hazlo. Te ayudará a organizar a las personas que brindan apoyo para ayudarte a proporcionar comidas y más en un momento de verdadera necesidad.
  • 4. Comparte.
    Cuenta o pide que te cuenten historias positivas sobre personas que hayan estado en un lugar similar en sus vidas. Compra o trae revistas que puedan ayudarte a hablar, reír o transmitir en el futuro. Crea una lista para ti u otra persona.
  • 5. Ponte en movimiento.
    Levántate, sal y camina, juntos. Balancéate al ritmo de una canción movida. Haz volar un barrilete. O pídele a alguien que vaya contigo un día de viento y observa cómo danza al viento.
  • Más formas de tener un día bueno.
  • Envía mensajes de texto divertidos y cariñosos. Un simple "XOXOXO" está bien.
  • Ve al parque y hamácate.
  • Encuentra un nuevo uso para algo viejo.
  • Pinta con los dedos.
  • Planta algo y regálalo.
  • Come fideos calientes de a sorbos con un amigo.
  • Haz o regala una tarjeta de agradecimiento sencilla a alguien que te haya ayudado a regalar un día bueno.
  • Lee a la luz de las velas.
  • Escribe una lista de tus afirmaciones positivas.
  • Medita. Imagina la sanación y reflexiona sobre las cosas buenas por venir.

10 Formas de Brindar un Día Bueno a Un Amigo que Realmente Pueda Aprovecharlo.

¿Qué es lo más poderoso que tu amiga que atraviesa un momento difícil tiene de su lado? A ti. Los momentos más victoriosos durante cualquier lucha incluyen la amistad. Te damos una lista de formas en las que puedes brindarle un buen día a tu mejor amiga cuando más lo necesite... todo mientras crean un lazo que podría durar para toda la vida.

  • 1. ¡Envía mensajes! Usa el poder de la amistad a través de las redes sociales, email y correo postal. Será una forma de estar junto a tu amiga, aunque no puedas estar allí. Recibir mensajes de texto, emails y tarjetas en el buzón puede sentirse como un enorme sistema de apoyo, el cual puede ser una influencia muy positiva y darle a tu amiga algo por lo que despertarse y sentir emoción.
  • 2. Planifica una fiesta para celebrar un buen día antes del mal día. El día antes de cualquier evento desafiante es un momento en el que a tu mejor amiga le vendría bien distraerse. Así que aprovéchalo al máximo al pasar una noche de chicas en su casa. Lleva la comida, las bebidas, la película o los juegos que más le gusten a tu amiga y haz que la fiesta vaya a ella. Es una excelente forma de ayudarle a olvidar lo que viene al menos por una noche.
  • 3. Ten confianza ciega. Vive al límite e invita a tu amiga a hacer algo arriesgado. Camari Olson, Modelo de Valentía de Warriors in Pink de Ford, dijo que ella estrechó sus lazos a través del paracaidismo. Una amiga le dijo, "Sé que da miedo, pero podemos hacerlo". Después, ambas sintieron que habían triunfado en algo juntas. Luego, ¡intentaron hacer bungee jumping! Camari dice que inició su tratamiento al día siguiente con una actitud de confianza en sí misma.
  • 4. Simplemente lleva la cena. Planifica con tiempo o hazlo como sorpresa. Cocina o compra comida para llevar. Simplemente lleva un platillo que sepas que tu amiga y su familia disfrutarán. Y si decides sorprenderla, asegúrate de llevarle algo que pueda guardar en el congelador para otro día en caso de que ya esté preparando algo.
  • 5. Organiza una actividad grupal. Ya sea una caminata local de 3 días para el próximo año o subir el Monte Rainier, las actividades grupales son inspiradoras y alentadoras. Crea un equipo y celebra juntas las metas cumplidas. Una de las Modelos de Valentía dijo, "Es una experiencia que realmente estrecha los lazos ya que pasan todo este tiempo juntas entrenando, recaudando fondos y preguntándose la una a la otra en dónde están ahora. El esfuerzo valdrá cada minuto a medida que se fortalecen como equipo".
  • 6. Invítala a caminar o al gimnasio. Salir de casa es una forma fácil de levantar el ánimo de tu amiga y mantenerse en actividad. Todo lo que necesitas es hacer una pregunta, "¿Quieres dar un paseo?" O invítala a ir al gimnasio. Aquí, la clave consiste en respetar que aunque tu amiga no tenga el mismo nivel de energía, tan solo salir o practicar una pose básica durante una clase de yoga las ayudará a acercarse... y tu amiga tendrá un mejor día.
  • 7. Ofrécete para "ir juntas". A veces, los días difíciles incluyen citas médicas prolongadas... y aquí es donde entras tú. Ofrécete a llevarla y pasar un rato juntas. Cuando lo hagas, habla sobre otras cosas. Linda Pond, Modelo de Valentía de Warriors in Pink de Ford, dijo que jamás fue sola y sus amigos la ayudaron a pasarla bien. Al finalizar la cita, iban a almorzar o de compras para pasar un buen día y guardar un buen recuerdo.
  • 8. Organiza un día de tratamiento temático. Si una de tus mejores amigas tiene que atravesar cualquier tipo de tratamiento y tiene ganas de divertirse un poco, planifica una fiesta durante el tratamiento. Elige un tema para el día, como una fiesta mexicana, y lleva refrigerios, atuendos y también decoraciones. No solo es una buena forma de vincularse sino que también atenúa la seriedad del día.
  • 9. Comienza un brazalete de dijes. Puedes ayudar a que tu amiga deje atrás los días difíciles al darles una luz positiva (o una joya). Una de las Modelos de Valentía comentó que tiene un dije por cada meta cumplida. Los ama a todos porque sus amigas le ayudaron a elegir cada recuerdo durante sus salidas compartidas. Hasta el día de hoy, dice que cada uno de los dijes aún significan muchísimo para ella.
  • 10. Tan solo planifícalo. Karen Martínez, Modelo de Valentía de Warriors in Pink de Ford, nos da un consejo muy simple. "Si puedes planificarlo, hazlo. Estar rodeada de tus amigos marca una gran diferencia. Y si no funciona, no importa". Ella confirmó que haber estado con amigos durante toda su experiencia marcó una gran diferencia, lo que la hizo pensar, "Guau, mis amigos quieren hacer esto por mí".

Consejos para Tener un Buen Día Después de la Quimioterapia.

Pasar el día después de la quimioterapia puede resultar un desafío. El consejo más importante es hacerte bien a ti misma. Escucha tu cuerpo. Estos son algunos consejos para ayudarte a tener un día bueno. Estos pueden ser consejos para ti o tus cuidadores, amigos y familiares que están allí para ti y desean enriquecer tu día.
  • 1. Mímate y mantente hidratada.
    Entre los efectos secundarios desagradables, es sabido que la quimioterapia seca la piel. Sin embargo, puedes contraatacar. Reúne cosas que ames: tu loción corporal favorita, gel de baño y bálsamo para labios. Trátate bien. Enciende tu música favorita, toma H²0 y relájate.
  • 2. Ponte ropa cómoda apenas cruces la puerta.
    Tal vez ya la tengas puesta. Bien por ti. Si no te la pusiste para el tratamiento, apenas cruces la puerta, ponte tu amada ropa cómoda. El suéter o la sudadera que te hace sentir cómoda y abrigada, la amplia camiseta suave al tacto. Solo se trata de estar cómoda y relajada.
  • 3. Obtén la receta correcta.
    Las papilas gustativas disminuyen a causa de los medicamentos de la quimioterapia y los esteroides. Busca recetarios para pacientes con quimioterapia: recetas que realmente puedan ayudar con los efectos secundarios y también sean saludables. Incluso puedes recomendar una receta para que preparen tus amigos o familiares. No hay nada como una comida casera esperándote, especialmente después de un día difícil.
  • 4. Piérdete en tu libro favorito.
    ¿Te encantan las biografías, la ciencia ficción o un libro de gran éxito del momento? Asegúrate de tener algo nuevo para leer cuando llegues a casa. Una pila de revistas también puede ayudarte a estar relajada. Ya sea que se trate de escaparte con una historia de suspenso o reírte con tus comedias románticas favoritas, eso también puede hacerte olvidar algunas cosas. Un consejo: descansa de libros y artículos relacionados con el cáncer. Piénsalo como tu plan de escape del día.
  • 5. Disfruta de la Belleza.
    Un ramo colorido de flores de seda, fotos de amigos y familiares, una artesanía que haya hecho tu hijo, todos colocados donde puedas verlos puede hacer de tu hogar un oasis. Y no olvides de sentarse y relajarte con tu música favorita, una cura segura para mantener la calma.
  • 6. Realiza una caminata corta o medita.
    Tal vez te sientas un poco débil o agotada. Si tienes gana y el sol brilla, sal a caminar durante diez minutos o siéntate afuera y medita algunos minutos. Se ha comprobado que realizar ejercicios livianos o meditar levanta el espíritu y aumenta los niveles de energía.
  • 7. Spa de día o de noche con tu mejor amiga.
    Una mascarilla facial reconfortante, un masaje rápido en el cuello, una taza de té relajante. ¿Suena bien? Invita a tu mejor amiga y disfruta de un día en el spa. Consejo rápido para los amigos: un certificado de regalo para un spa es un excelente regalo para quien esté recibiendo quimioterapia. El poder del calor humano realmente puede marcar la diferencia.

¿Probar Algo Nuevo Inesperadamente? ¡Sí!

Una forma de tener un buen día es tener éxito en algo que no hayas hecho nunca antes. Las opciones son infinitas. Y también los sentimientos positivos que te envuelven. ¿Qué deberías probar? Cualquier cosa nueva. Moja los pies en una piscina infinita o haz surf en algunas olas del océano. Lo importante es que salgas y que disfrutes de un buen día.

9 nuevas cosas para probar. ¡Listos, preparados... buen día!

  • 1. Cocina algo nuevo.
    Encuentra una receta o asiste a una clase culinaria, luego ponte en acción en la cocina. Ya sea un plato para ti, una cena para amigos o una torta para ese ser especial, cocinar es una excelente manera de acceder a tu lado creativo y alimentar tu alma, en más de una forma. También ofrece una buena razón para pasar tiempo y compartir con otros. Después de todo, ¿quien puede pelearse con una buena comida, buenos amigos, buenos momentos y buenos días?
  • 2. Teje uno, haz un punto al revés... más buenos días.
    ¿La mejor forma para no fruncir el ceño? Teje tus propias creaciones que puedas usar o compartir. Lo excelente del arte de la costura es que puedes hacerlo en cualquier momento y lugar, en un entorno grupal ajetreado o en la agradable quietud de un espacio completamente tuyo. Incluso de brinda una razón para mirar tu película favorita... otra vez. Aún más inspirador, al final de todo ello, tienes algo para lucir.
  • 3. Corre en barco dragón.
    Más que solo un deporte, esta actividad involucra el espíritu comunitario, cultura y muchísima diversión. Puedes remar para participar de un festival, una carrera de alguna organización o conocer una ciudad en la que nunca hayas estado. Y cada persona juega un rol único. De modo que obtienes el beneficio de ser una parte muy importante del equipo, sin importar la posición que tomes. Es una excelente manera de mantenerse en forma, en un entorno que crece en la conectividad humana y la pasión.
  • 4. Escribe.
    Todos tienen una historia, y tú estás viviendo un capítulo muy importante de tu vida ahora mismo. Escribe sobre ello. Escribe un diario para recordar dónde has estado y con qué te topaste en tu viaje a través del cáncer de mama. O mantenlo como notas, una transcripción para tu propia autobiografía. Las páginas en blanco de un diario son oyentes silenciosos y pacientes. Úsalas, expresa tus sentimientos y sueña tus sueños.
  • 5. Mueve los pies al ritmo de la música.
    Así es. Prueba las manos (y los pies) en la danza. Deja que el ritmo te lleve a un lugar nuevo, ya sea en tu sala de estar, en frente de un espejo o en un estudio de danza. ¿Por qué no tomar una clase? Desde baile de salón hasta hip-hop, seguro que encontrarás un estilo para tus movimientos y ritmo. Una de las organizaciones con la que nos hemos asociado lo lleva a otro nivel con Dancing With the Survivors. Te relacionas con un bailarín profesional durante seis semanas de entrenamiento para disfrutar de una tarde de diversión, con el fin de celebrar una comunidad de sobrevivientes a nivel nacional con música, cena y entretenimiento. Más información en pinkfund.org.
  • 6. Organiza una fiesta de cena temática.
    Quizás ya tengas el título de anfitrión o anfitriona perfecto. O quizás no eres tan bueno en entretener para nada. De cualquier manera, planificar una fiesta temática es relativamente fácil, y realmente divertido. ¿Cómo lo haces? Elige un tema (digamos, pizza). Pídeles a cada uno de tus invitados que lleven una pizza que represente algo que les gusta o les encanta. Se pueden servir aperitivos, ensaladas e incluso postres en una masa de pizza, molde de pastel o piedra caliente para pizza. ¡Las reglas son flexibles! Y tú decides hasta dónde quieres llevar el tema cuándo se trata de decoración, vestimenta y bebidas.
  • 7. Nada con delfines o con tiburones.
    Las personas que lo hicieron te dirán: nadar con delfines es sanador y armonioso. También dirán que no hay mejor forma de crear recuerdos felices que el conectarse con estas increíbles criaturas en la calma del azul profundo. Simplemente te dejas llevar y nadas con la corriente. Los delfines, y el buen día, seguirán. O, para hacer algo completamente diferente, prueba nadar con los tiburones. Podría ser difícil de creer que sugerimos el entorno sereno de nadar con delfines en un momento y en el siguiente las aventuras que buscan la emoción de nadar con tiburones. Pero si es una prueba de nervios emocionante, encuentro que buscas para comerte las uñas, esta puede ser la actividad para ti. Ya sabes como es estar cara a cara con algunos de los temores más grandes. Esta vez es según tus propios términos. Y la descarga de adrenalina que experimentarás es una forma segura de aferrarte a otro buen día.
  • 8. Salta por placer.
    ¡Practica caída libre! Una vez que das el salto, será un momento que nunca olvidarás. Hay centros por todos lados que te ayudan a atravesar por la emoción de una caída libre a 120 mph o tirolesa que desciende de manera pacífica hasta tu área de aterrizaje. ¿Miedo a las alturas? No hay problema. Salta de una base o un trampolín de piscina. O súbete a un trampolín. Todas estas actividades liberan endorfinas que te brindan mucha emoción, una sensación de libertad momentánea; y un andar alegre. ¡Eso sí que es una forma excelente de tener un buen día!
  • 9. Haz que cada paso cuente.
    La mayoría de las personas que comprenden lo que es estar en tus zapatos, al ponerse tus zapatos, eso es. Suscribirse a la caminata o maratón de cáncer de mama es una actividad para sentirse bien en todo el recorrido. Le da a tu cuerpo un buen día, y a tu alma, al saber que cada paso ayuda a concientizar para la causa. Susan G. Komen Race for the Cure® es un excelente lugar para comenzar. Reciben personas de todas las edades y niveles de bienestar físico, a la vez que recaudan fondos para una cura, celebrando la supervivencia y honrando a quienes perdieron la batalla contra esta enfermedad.

El yoga como ayuda en el tratamiento de cáncer de mama

Mira y muévete al ritmo de Kathryn Budig, Modelo de Valentía e instructora de yoga reconocida a nivel internacional, mientras te guía para realizar algunas simples poses luego del tratamiento. Disfruta de los movimientos lentos y suaves, diseñados para ayudarte a estirarte y respirar para gozar de más días buenos. ¡Námaste!

Ver Video

Convertir la Quimioterapia en una Terapia para Sentirse Bien.

Camari Olson
Camari Olson

Enterarme de que tenía que hacer quimioterapia por segunda vez en mi vida no fue una sensación agradable. Aunque no la pasé tan mal en 1997 y pude seguir con mis actividades durante la mayor parte del tratamiento, esta vez fue un poco diferente. Tenía un tipo de cáncer de mama muy raro y agresivo llamado metaplástico. Este tipo tiene aspectos que se comportan como un cáncer de mama pero también parece un sarcoma. Entonces los médicos decidieron que haría dos tipos de quimio diferentes al mismo tiempo.

En el primer tratamiento me acompañó mi gran amiga Nicole, que también es bombera. Ese tratamiento fue un poco difícil porque aún no tenía un puerto y mientras me pasaban los medicamentos por las venas sentía mucho dolor. Nicole fue un gran apoyo.

Después de ese tratamiento, Nicole trajo al resto de las chicas: quería que los tratamientos fueran reuniones sociales donde podría estar rodeada de mis compañeras. Nos pusimos el nombre de Fire Chicks porque la mayoría de nosotras era o había sido bombera. Con cada tratamiento, nos pusimos más festivas y creativas sobre cómo celebraríamos.

Una vez llevamos varios animales de peluche para animar la habitación. Yo llevé un gatito que había encontrado cuando andaba en bicicleta durante el primer tratamiento de quimioterapia. Estaba en el medio de la calle, lo habían pisado y tenía un solo ojo. ¡Creo que me compadecí de su estado!

Entre esa sesión y la siguiente, mi cabello comenzó a caerse. Quería donarlo, lo que significaba que debería cortarlo antes de que se cayera. Las chicas organizaron una fiesta de corte de cabello. Nos interiorizamos sobre cómo cortarlo para poder donarlo en buen estado, por eso teníamos que separar cada sección por capas y sujetarlo con una banda elástica y luego cortarlo tan cerca del cuero cabelludo como pudiéramos. Después que cortaron mi cabello de esa manera, cada una hizo lo mismo con el suyo y luego se lo cortaron.

Me encanta Halloween y tenía una variedad de pelucas llamativas. Para la próxima sesión de quimio, las llevamos y nos divertimos mucho usándolas. Paseamos por la sala de quimioterapia adoptando el acento o las poses según la peluca que teníamos para que todos se rieran.

Lo más destacado fue el día de la fiesta mexicana. Las chicas llegaron temprano y decoraron la habitación con guirnaldas de pimientos. Trajeron una gran piñata de unicornio rosa, sombreros y collares de cuentas para todos y sirvieron nachos y margaritas sin alcohol. La sala se colmó de risas incluso mientras me pasaban los medicamentos por vena.

En mi último tratamiento tuve sentimientos encontrados. Aunque esperaba con ansias que comenzara, cuando llegó el día tenía mucho miedo. Llegué a pensar lo que podría venir o si simplemente tendría que esperar a que el cáncer volviera. Aún así, fue un día muy divertido. Hay un guardarropa repleto de pelucas que donan los pacientes cuando ya no las necesitan. Nos divertimos mucho probando diferentes tipos de look y sacándonos fotos. También llevé golosinas y sidra. Recorrimos toda la sala para brindar por mi último tratamiento y con otras personas que están en pleno proceso.

JAMÁS estuve sola en ninguno de los tratamientos de quimioterapia. El recuerdo que tengo de las chicas ayudándome durante una etapa que podría haber sido oscura no tiene precio para mí.

Los Actos Pequeños Tienen Un Gran Impacto.

Infografía de Más Días Buenos
© 2022 Ford Motor Company