English

Ninguna comida es tan reconfortante como una papa al horno cubierta con abundante cantidad de tocino, queso, crema agria y algunos grumos de brócoli (ya sabes, para que sea saludable) Y aún más reconfortante si lo preparas como sopa. Aunque para hacerla más liviana, introduje algunos cambios que conservan la integridad del plato (¡el tocino está presente!), disminuyen las grasas y aumentan las fibras y vitaminas.

Aimee Bariteau es la creadora de la receta, chef experimentada y Modelo de Valentía.

Haz clic aquí para imprimir la receta.

Ingredientes

  • 1 cabeza de coliflor, sin las hojas y cortado a la mitad
  • 1 patata roja
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 3 fetas gruesas de tocino, cortadas transversalmente en trozos de ¼ de pulgada
  • 1 media cebolla, en cubos (aproximadamente 2 tazas)
  • 1 puerro, picado
  • 1 tallos de apio, en cubos
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 4 tazas de sopa de vegetales o de gallina
  • 2 hojas de laurel
  • ¼ cucharada de té de páprika ahumada
  • 1 manojos pequeños de cebolletas, finamente picadas
  • 3 cebollas de verdeo, finamente picadas
  • 2 tazas de brócoli, picado y cocido al vapor
  • ½ taza de queso en hebras
  • Yogur Griego descremado (opcional)

Indicaciones

Precalienta el horno a 400 grados F. Coloca un trozo de papel para hornear sobre una bandeja para horno. Rocía aceite de oliva sobre el coliflor y la patata. Condimenta con sal kosher y pimienta recién molida. Hornéalos en el horno durante 60 minutos hasta que el coliflor y la patata estén cocidos.

En una olla grande cocina el tocino, a fuego moderado. Una vez que el tocino está completamente cocido y la grasa se derritió, sácalo con una espumadera y resérvalo para usar luego. Agrega la cebolla, el puerro y el apio y cocina hasta que estén tiernos y aromáticos, condiméntalos con sal y pimienta. Agrega el ajo y cocina durante un minuto más.

Incorpora el caldo, las hojas de laurel y la páprika ahumada. Deja que hierva durante 15 minutos mientras se cocinan las patatas y el coliflor.

Una vez que el coliflor está listo, agrégalo a la olla. Corta la patata por la mitad, y con una cuchara llévala a la olla junto con la páprika ahumada.

Quita las hojas de laurel y coloca la mitad de la mezcla en una licuadora. Licúa hasta lograr una mezcla suave. Resérvala y licúa la preparación restante. Si la mezcla resulta muy espesa, incorpora un poco de agua o caldo hasta lograr la consistencia deseada. Únelas y agrega las cebolletas. Prueba el sabor. Agrégale más sal y pimienta si es necesario.

Quita las hojas de laurel y coloca la mitad de la mezcla en una licuadora. Licúa hasta lograr una mezcla suave. Resérvala y licúa la preparación restante. Si la mezcla resulta muy espesa, incorpora un poco de agua o caldo hasta lograr la consistencia deseada. Únelas y agrega las cebolletas. Prueba el sabor. Agrégale más sal y pimienta si es necesario.

Rinde de 6 a 8 porciones