Super Duty 2020

POTENCIA

MÁS POTENCIA PARA TRANSPORTAR O REMOLCAR

La Ford Super Duty® para 2020 ofrece una línea más amplia de motores más potentes. El nuevo motor V8 de gasolina de 7.3 L con varilla de empuje totalmente nuevo ofrece durabilidad y desempeño para trabajos diarios extenuantes. Y el Power Stroke® V8 Turbodiésel de próxima generación es más resistente que nunca. Ambos se combinan con la nueva transmisión automática Ford TorqShift® de 10 velocidades. De modo que, ya sea con gasolina o diésel, tienes más potencia para remolcar o transportar.
Una Ford Super Duty 2020 remolcando fardos de heno en una granja

 

 

 

MÁS POTENCIA PARA TRANSPORTAR Y REMOLCAR QUE CUALQUIER CAMIONETA DE TAMAÑO COMPLETO.

No sorprende que la Super Duty® para 2020 mejora su desempeño ya superior con una amplia línea de motores. Están disponibles el motor V8 de gasolina de 7.3 L totalmente nuevo y el Power Stroke® V8 Turbodiésel de 6.7 L de próxima generación, ambos con las mejores clasificaciones de potencia en su clase. *
*La clase es camionetas de tamaño completo de más de 8,500 lb de GVWR.
Una Ford Super Duty 2020 andando por un camino montañoso

TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA DE 6 VELOCIDADES TORQSHIFT®  G 

El motor V8 de 6.2 L de gasolina estándar de la F-250 se combina con la transmisión de 6 velocidades Ford TorqShift® G. Experimenta la potencia sensible y la perfección de los cambios suaves. La característica SelectShift® incluye Progressive Range Select (para bloquear la sobremarcha) y Full Manual. El modo Remolcar/Transportar reduce la exigencia sobre los engranajes cuando vas cuesta arriba; cuando vas cuesta abajo, evita que el vehículo pase a una marcha más alta y reduce la dependencia de la presión de los frenos para disminuir la velocidad del vehículo.

Logos de GNC y Propano

CAPACIDAD DE COMBUSTIBLE DE AVANZADA (6.2 L DE GASOLINA)

El gas natural comprimido (GNC) y el autogas de propano son opciones de combustible avanzado para gasolina sin plomo con el Paquete de Preparación para GNC/Gas Propano* disponible en el V8 de gasolina de 6.2 L. Además, el Paquete Ford Power Stroke® V8 Turbodiésel de GNC/Gas Propano con la adición de las mejoras necesarias para obtener capacidad para dos combustibles permite que el motor V8 de 6.2 L funcione con gas propano líquido o gasolina sin plomo. El V8 de 6.2 L es un motor de combustible flexible, capaz de funcionar con E85 (85% etanol, 15% gasolina regular); el Power Stroke® Turbodiésel de 6.7 L disponible tiene capacidad B20 (20% biodiésel, 80% petrodiésel).
*El vehículo estará equipado con el sistema de gasolina estándar de fábrica. El Paquete de Preparación para GNC/Gas Propano incluye válvulas de escape y asientos de válvula reforzados. No incluye tanques ni tuberías para gas natural comprimido/propano, etc. Visita tu concesionario para más detalles.
Volante y centro de control de la Ford Super Duty 2020

REGENERACIÓN CON INHIBICIÓN ACTIVA COMANDADA POR EL CONDUCTOR

Determinadas condiciones de funcionamiento, como el motor en marcha, no hacen que el motor se caliente lo suficiente como para que el diésel queme automáticamente el hollín en el filtro de partículas de diésel. Aquí es donde interviene la Regeneración con Inhibición Activa Comandada por el Conductor (solo diésel). Cuando se enciende la luz de advertencia, se oprime el botón de activación para elevar la temperatura de escape a fin de quemar el hollín, después de lo cual la temperatura de escape vuelve a la normalidad. La característica de inhibición activa permite el retraso de la regeneración si el vehículo está situado sobre materiales combustibles como hojas o pasto seco. Una vez que se encuentra en un lugar seguro, el conductor puede iniciar el proceso de regeneración. Recomendado para aplicaciones comerciales.

FRENOS-ESCAPE DE MOTOR DIÉSEL

El Power Stroke® 6.7L Turbodiésel incorpora frenos de motor-escape activados por el conductor. Restringe el flujo del escape del turbocargador para generar presión de retroceso y frenar el vehículo, lo cual proporciona mayor control cuando viajas cuesta abajo, independientemente de la carga del vehículo o de las condiciones de la carretera. Además, como el frenado del motor minimiza tener que aplicar la presión del pedal, se reduce la atenuación de los frenos y el uso del forro, lo que disminuye el costo de mantenimiento. Tres configuraciones disponibles: Encendido, Apagado y Auto. La configuración Auto modula el frenado del motor, según sea necesario, para ayudar a mantener la velocidad que deseas en base al uso del acelerador y el freno.
Una Ford Super Duty 2020 remolcando un tráiler grande